Viernes, 20 de Julio de 2018

Noticia

Bonavento y Melin fueron parte de la Concentración Nacional Juvenil



Los dos jugadores de la M19 de Los Cardos estuvieron, por espacio de tres días en Don Torcuato, entrenando junto a otros cuarenta deportistas de su edad en el marco de un proyecto de la UAR pensando en el Mundial Juvenil 2020.


Alejo Melin, capitán del verde en la M19 y, su compañero y amigo, Santiago Bonavento fueron parte de la primera Concentración Nacional Juvenil que se desarrolló en Don Torcuato, por espacio de tres días. 

Fueron jornadas de intensos trabajos, con entrenamientos en doble turno, en donde los jugadores del verde fueron parte de una citación junto a otros 40 jugadores de la clase 2000. Estas concentraciones apuntan al Mundial Juvenil 2020 y se realizarán varias más de aquí a esta importante competencia.

La Unión de Rugby de Mar del Plata aportó siete jugadores y dos fueron fueron de Los Cardos. De regreso a Tandil, Alejo Melin señaló que "fueron tres días maravillosos, en donde se respiro mucho rugby y tuvimos entrenamientos muy duros que iban variando en sus actividades".

El capitán de la M19 de Los Cardos también afirmó que "fue todo muy productivo ya que la jornada arrancaba con una charla en donde se hablaba de los ejercicios que íbamos a realizar durante el día. Lo que más me llevó son los hábitos debido a que quizás teníamos mal algunas cosas y ahora nos ayudo a corregir lo que no hacíamos de la manera correcta".

Por su parte, Santiago Bonavento manifestó que "la verdad que fueron tres días en donde los entrenamientos fueron intensos. Fue una gran oportunidad para poder mejorar cada uno y aprender de nuestros compañeros y entrenadores".

Más tarde, el jugador del verde expresó que "la metodología de trabajo comenzaba con unas charlas que teníamos en una sala de reuniones en donde nos daban algunos tips y veíamos unos videos sobre lo que se trabajaría en el entrenamiento. La idea era tener la teoría para luego poderla llevar a la práctica en la cancha".

 

Ademas sostuvo que "lo que más rescato es la posibilidad que tuve de mejorar las cosas básicas debido a que había muchas cosas técnicas que quizás me faltaban mejorar y esta concentración me sirvió para aprender de mis errores y poder trabajar sobre ellos".