Lunes, 17 de Diciembre de 2018

Noticia

  • Imagen principal de la noticia
  • Imagen 1 de la noticia

EL ESPIRITU DE LOS DIOSES LLAMADO GUSTAVO ITURRIOZ



SIEMPRE PRESENTE EN EL DEPORTE AVENTURA SERRANO

Gustavo a sus 58 años marcó una etapa con las carreras de aventuras en aquel 2001 cuando se lanzó “EL ESPIRITU DE LOS DIOSES”, un circuito que tenía todo lo que querían tener los atletas, la geografía de Tandil, los circuitos elegidos, los nombres de las carreras o etapas como ” Reto a las sombras”, “Siguiendo los pasos del sol”, “Por las huellas milenarias”, “En las sendas de los antiguos”, etcétera.


"Un deseo duerme en el alma de cada uno de nosotros, sagrado y secreto esperando la cita. El llamado del origen invoca el instinto, la ambición aflora con las caras de la revelación y la conquista, la razón huye y la locura gobierna los próximos pasos". Tal la frase con la que sus organizadores comienzan la descripción del circuito de carreras "El Espíritu de los Dioses" que tiene lugar en la zona de Tandil, Buenos Aires, Argentina.


La aventura representa la celebración contemporánea de los Dioses y esta vez vos... ¡estás invitado!". Así lo describían Gustavo Iturrioz y Alejandro Theil por el año 2000.


Sin duda alguna un referente del deporte aventura, sello indiscutible de nuestra ciudad que dejó su marca, sus enseñanzas, sus consejos a todos los que luego emprendieron tareas y proyectos similares.


El Espíritu de los Dioses durante todo el 2001 concitó la atención y el esfuerzo de cientos de aventureros que se probaron sobre la singular geografía serrana. La segunda edición tuvo siete etapas apasionantes. Como en una ancestral ceremonia se produce la comunión de los hombres con la naturaleza a través de la competencia. La modalidad del evento no sufrirá modificaciones: equipos de dos integrantes, portando mochilas con equipamiento mínimo que deben mantenerse juntos hasta alcanzar la meta.


EL ESPIRITU DE GUSTAVO SERA POR SIEMPRE UNA GUIA PARA LOS AVENTUREROS A PESAR DE NO ESTAR ENTRE NOSOTROS YA QUE NOS DEJO HACE UNOS DIAS


GRACIAS GUSTAVO ITURRIOZ