Jueves, 17 de Enero de 2019

Noticia

  • Imagen principal de la noticia

LEONEL PERNIA CAMPEON DEL TURISMO NACIONAL



EL CAMPEON FESTEJO EN LOS BOXES

Rompió el maleficio Leonel Pernia. No sin sufrimiento, porque el nerviosismo lo envolvió después de que el motor del Honda All New Civic lo dejara de a pie a falta de cinco giros para el desenlace de la carrera final de la Clase 3 del Turismo Nacional. La victoria de Mariano Werner (Fiat Tipo) fue el acto que desató el festejo del tandilense, que observó en su box la definición de la 12da y última competencia del calendario, que se desarrolló en Viedma. "Parecía una definición por penales como lo vivimos. Parece que estamos destinados a sufrir. Increíblemente, que Werner no haya logrado la pole y el avance que logramos en la serie, después del desparramo por la mancha de aceite y la penalización a Urcera, fue lo que nos terminó por dar el campeonato", confesaba eufórico, quien se calzó por primera vez una corona en el automovilismo nacional y se quitó el karma de seis subcampeonatos, entre TC2000, Super TC2000 y TN.

El éxito del entrerriano Werner, que defendía el N°1, resultó insuficiente para retener el cetro. Largó la final sin posibilidades matemáticas de ser campeón, aunque se despidió con grandeza de la categoría. En 2019 participará bajo la estructura del DTA, liderado por Ulises Armellini, en el equipo oficial Fiat en Super TC2000 y en Turismo Carretera, siempre con Ford. El único rival para pelearle el campeonato a Pernía era Facundo Chapur (Citroen C4 Lounge), aunque al cordobés le servía un único resultado: la victoria. Un intento prácticamente imposible, según los parciales.

La clasificación del sábado -16to, tres puestos por encima de Pernía- fue apenas un alivio, una caricia para alimentar una confianza que jamás perdió Chapur pero que en la pista sabía que necesitaba de un milagro. En competencia, la realidad fue otra: la primera derrota la sintió en la serie, al quedar detrás del tandilense y así no poder descontarle puntos; más tarde, en la final el potencial le alcanzó para escalar hasta el quinto lugar. Chapur, campeón en 2013 y 2015 de la Clase 3, fue el piloto que más puntos sumó en la temporada (248,5), aunque la ausencia de una victoria le impidió celebrar su tercera corona. "Sale campeón el que tiene una carrera ganada. Nos quedará como consuelo que sumamos más puntos que Pernía, que es un merecido campeón", resaltó el cordobés que el 22 de diciembre cumplirá 25 años.

Una definición ajustadísima en los números exhibió el TN, porque Chapur cosechó 0,5 unidades más que Pernía y el campeón un punto más que Werner. "No sé si era una mochila personal lo de los seis subcampeonatos, porque eso me fue poniendo cada vez más fuerte en lugar de hacerme caer. Pero quería ser campeón porque sentía que al equipo [Chetta Racing], al grupo, le pesaba. Rompimos el motor en Toay y hoy también se paró, cuando teníamos todo controlado. Ver el final desde abajo fue un sufrimiento terrible", señaló Pernía, que estuvo acompañado por su padre Vicente, aquel lateral derecho multicampeón con Boca en la década del 70 y subcampeón de TC en 1997, detrás de Juan María Traverso.